Estructura del discurso efectivo

Seguramente en muchas ocasiones se nos pasó por la cabeza, o hemos soñado alguna vez, hablando en público y convenciendo a las personas. Cuando damos un discurso, el objetivo es convencer al público con nuestras ideas. Entre la audiencia puede estar personas con diferentes puntos de vista sobre la idea que queremos transmitir. Por lo tanto, la oratoria en su discurso debe estructurarse manera que aborde la mayoría de los puntos de vista asociados con el tema que quieres transmitir.

Estructura del discurso

La introducción, el cuerpo y la conclusión son partes del discurso. En la introducción o también llamado apertura, el tema se presenta al público y usted como orador te presentas ante la audiencia los puntos principales de tu idea que quieres presentar en tu discurso. Les informas qué áreas relacionadas con el tema a presentar se tratarán durante el discurso. En el cuerpo o desarrollo del discurso, cada tema se discute en detalle. Y en la conclusión, usted hace un resumes de los puntos principales y hace un énfasis nuevamente los puntos para que ello se lo lleven o lo que también se llama un solo llamado a la acción. Entonces prepare un esquema sencillo para cada uno de los tres componentes al momento de escribir tu discurso. La preparación de un esquema le ayuda a ajustarse mejor al punto y evita el olvido, y salirte del tema.

La introducción o apertura

Para la introducción necesitas una frase, palabra, metáfora, datos estadísticos o de las muchas herramientas que existe para que llame la atención y el interés para atraer a la audiencia. La herramienta que utilices para captar la atención debe estar relacionada a su tema. A continuación, debes indicar la importancia del tema y el propósito de su discurso. También darles a conocer a la audiencia sobre las áreas del tema que va a  tocar y cómo les interesará. Por ejemplo, si está hablando de temas sobre el medio ambiente, es posible que desee compartir un caso de estudio interesante. Esto crea un terreno común con la audiencia y les da una razón para escucharte. Porque los temas del medio ambiente nos interesa a todos.

El cuerpo o desarrollo

El cuerpo cubre la parte central y principal de un discurso. Debes presentar los puntos clave con un respaldo y  evidencias adecuados. Una  estructura del discurso puede seguir un formato para informar  o un formato para persuadir. El informativo, el cuerpo del discurso de manera general habla sobre el pasado, el presente y las perspectivas del futuro para el tema en cuestión. El persuasivo, se centra en el problema, la causa y la solución para un aspecto particular del tema que estamos compartiendo. En general, se prefiere el formato persuasivo sobre el formato informativo para hacer discursos efectivos.

Lo importante es tener claridad en cuerpo del discurso para que no te vagas a perder, por eso es importante también que puedes hacer es dividir ya sea en tres o siete parte el cuerpo del discurso, obviamente dependiendo de la temática o del tiempo para tu discurso.

La conclusión o cierre

La conclusión tiene que perdurar en la mente de las personas, para causar una impresión en la audiencia. Si la conclusión es poco convincente, todo lo bueno que hiciste en el desarrollo del discurso quedara obviamente en vano. Haga un resumen de los puntos principales del discurso. Invite a la audiencia a ser parte de la solución para abordar los problemas ambientales, si ese ese tema que dimos en el punto anterior. Dele al público una acción para perseguir. De la misma manera como utilizamos una herramienta o técnica al inicio.

Lee también: Cómo construir tu autoestima

Deja un comentario