Cómo vender desde el escenario

¿Te gustaría saber cómo vender un producto  cuando estas en el escenario? ¿Alguien te ha hecho esta pregunta alguna vez? “Convénceme para comprar este producto”

Hay una habilidad que todos podemos desarrollar que es: el arte de vender desde el escenario. Estas estrategias están destinadas a convertir a su audiencia en compradores potenciales.

Conocer técnicas sobre  cómo vender en público, existen  dos cosas que debe entender: saber cómo diseñar la mejor oferta posible y cómo entregarla a tu audiencia donde están los clientes futuros, de modo que ellos estén inspirados para actuar e inscribirse con usted. Para tener éxito, te muestro 7 pasos que debes implementar para hacer que tus ofertas que inspiren a tus clientes ideales para que ellos  digan que sí.

1. Conozca a sus clientes ideales

Cuando una persona compra un programa o producto, lo que realmente a él le interesa es el resultado. Cuando tengas el interés de aprender cómo vender un producto a un cliente, lo primero que debe pensar como diseñar su oferta es cuál es el resultado que busca en la audiencia.

Si aún no está bien claro en esto, tómate  un tiempo necesario para sentarse y crear un avatar para tu cliente. Piense por un momento quiénes son actualmente sus clientes y en quién pueden  convertirse.

Cuando haces la oferta, todavía no los estás vendiendo a ti mismo ni  tu programa. Estás vendiendo su potencial para convertirse en la persona que aspiran a ser.

Vender a alguien  su futuro, en quién se pueden convertirse y qué pueden tener esas son estrategias realmente poderosas. Vender a alguien haciéndoles ver su futuro es impactante, porque las personas quieren convertirse en algo más que solo comprar un producto. Saber en qué quieren transformarse les ayudará a comprender cómo vender.

Tiene que hablar con esa identidad a lo largo de toda su presentación, hágales recuerdo a su audiencia su potencial para convertirse en esa persona e hacerle una invitación a poner a prueba esa su personalidad mientras lo escuchan.

2. Utilice la siembra directa e indirecta

Cuando entregue tu oferta no se trata solo de implementar un poderoso llamado a la acción. La técnica interesante es vender bien un producto también, pero más aún  es sembrar o realizar  una oferta a lo largo de la toda la presentación.

En cada instante que  mencionas una  oferta, estás sembrando una semilla y preparando a tu audiencia para tomar una sola decisión. Si no siembras tu oferta, tu audiencia no estará preparada para ello cuando hagas tu llamado a la acción.

Hay dos tipos de siembra: directa e indirecta.

Con técnica de la siembra directa, estás informando de forma explícita a tu audiencia que se acerca una oferta irresistible.

La técnica de la siembra indirecta es una mención más sutil para despertar la curiosidad en las personas presentes en el auditorio:

Una parte poderosa de comprender cómo vender en público es utilizar la técnica de la siembra directa al comienzo de tu presentación para que las personas entiendan que se acerca una oferta interesante. Practique  la siembra indirecta a lo largo de  toda su presentación, y  cuando llegue a su oferta al final nuevamente, ya lo habrán  escuchado decir su programa varias veces y quieran escuchar más

Lee también: Maneras de monetizar tu negocio de hablar en público

actitud
superación personal

3. Inspira su visión de la audiencia

Una venta siempre será fácil cuando  inspiras la visión de quién quiere ser alguien. Tienes que inspirar a la audiencia para que vean sus fortalezas mientras lo escuchan hacer tu presentación. Y La forma más efectiva de hacerlo es contando historias.

El objetivo de una gran narración es guiar a público desde la llamada que es el comienzo de la historia, a la búsqueda, a los resultados. Durante el proceso, estás narrando una historia que guía a las personas por  los pasos de lo que estás enseñando.

Mientras narras, la gente escucha y experimenta su parte vulnerable y busca junto contigo. Ellos tienen una experiencia de los resultados interesante de su historia, les  inspira a saber que podrían experimentar sus resultados. Creas una buena relación y confianza al narrar tu historia, y eso es lo que inspira a las personas a tomar acciones.

Yo manejo seis historias simples que utilizo  en mis presentaciones que me ayudan a hacer ofertas irresistibles. La  historia tipo clave para que utilices es la Historia del cliente: historias sobre sus clientes y lo que experimentaron sus resultados. Estas historias narradas permiten a los clientes inspirar hacia el  futuro con éxito. Le muestran a su público que personas, que estaban ahí  sentados, tomaron medidas y tuvieron resultados sorprendentes debido a eso.

4. Transición a su oferta

La transición es sencilla. Durante la presentación has estado creando deseo utilizando historias, testimonios de clientes y la siembra.

Ahora necesita hacer una transición al público a la oferta formal de su presentación.

Los errores que cometen las personas al aprender a vender es hablar inmediatamente sobre el precio. Antes de iniciar a fijar los precios, dales información a la audiencia la estructura y el contenido de su programa. De esa manera entenderán y aprenderán  los resultados que pueden esperar. Hágales saber su programa paso a paso. Para cada paso, entrando en detalles minuciosos sobre el contenido que enseñarás.

Recuerde esto, las personas quieren convertirse en algo más de lo que quieren tener.

A medida que vas avanzando  por el contenido de tu presentación, las dudas y los temores desaparecerán de manera natural en la mente de su público. Conocer esto le brinda esa oportunidad de eliminar sus preocupaciones. Por eso es muy importante saber exactamente con qué tipo de público  está hablando, para que pueda abordar las preocupaciones exactas que tienen.

5. Habla sobre los resultados

Antes de ingresar de manera detallada en los precios, la mayoría de los asistentes quieren saber cuál es el retorno de la inversión.

La garantía de su programa depende del trabajo que realizan sus propios clientes, dales información por adelantado. Pregunte  las historias de sus clientes que ha estado discerniendo a lo largo de tu presentación como muestra de lo que potencialmente pueden lograr si ponen el trabajo.

6. Haz tu oferta

Puedes seguir los siguientes pasos para el proceso de hacer tu oferta e inspirar a las personas a inscribirse:

a. Contraste de precio

Así es como tienes que abrir tu oferta. Cuando yo  hago esto, comparto con mi público la inversión de trabajar persona a persona conmigo durante el tiempo que dure la presentación y contrastarlo con el tiempo y el contenido incluido a mi programa que estoy ofreciendo en ese momento

b. Precio reducido

Tienes que entregar Información a tu audiencia el precio habitual de su programa y diles que tiene un precio especial que está ofreciendo en ese momento, pero no les digas exactamente cuál es su inversión todavía de tu producto, curso lo que tengas en ese momento.

c. Bonos

Antes de mencionar la inversión, enumere los bonos y su valor de cada uno, las personas del público recibirán cuando se inscriban en su programa.

d. Garantizar

Cuando mencionas que tiene garantía crea seguridad y certeza en la mente de las personas que compran o los potenciales compradores. Reduce el riesgo y ayuda a resolver con las objeciones que puedan surgir.

e. Inversión

Ahora llega el momento y estás listo para decirles la  inversión que van a hacer. Recuérdeles al público el precio habitual del programa antes de decirles cuál es su inversión que van a hacer en ese momento.

Después de decirles  la inversión, algunas personas presentes en la sala seguirán teniendo problemas en los precios. Diríjase a esas personas en particular  y hágales saber también sobre el plan de pago que tienes para ofrecer. Pídale a su audiencia que tome medidas ahora.

f. Bonos de oferta limitada

Tienes que crear un sentido de urgencia al ofrecer bonos adicionales con cantidad limitada para las primeras 30 o 40 personas que se inscriban por ejemplo.

g. Múltiples llamadas a la acción

Si hay algo importante que debe recordar al aprender a vender en público es tocar sus miedos. Cuando les pides a las personas que tome medidas, les pides que enfrenten sus miedos. Muchos de ellos se resistirán, habrá resistencia, así que hable de esto en su poderoso y único llamado a la acción. Narrar una historia. Una gran historia hace que las personas estén presentes, los lleva a un viaje y alivia la presión de tomar una decisión.

Uno de los momentos indicados  para utilizar esta técnica es justo después de una historia de arrepentimiento cargada de muchas  emociones.

Échale un vistazo al curso: Habla para Triunfar

Deja un comentario