7 maneras poderosas de presentar con elocuencia

 

Cuando podemos identificar la palabra elocuencia hasta el punto que podemos comentarla, desde mi punto de vista es una palabra que reservamos para grandes discursos, mas propiamente quizá de discursos políticos de alto nivel en sus campañas electorales o discursos que dejaron legado a la humanidad como “Tengo un sueño” de Martin Luther King.

La elocuencia no es algo que este reservado exclusivamente para un evento grandioso para juntar a una nación entera o entretener en una fiesta social. Simplemente es poder decir las cosas correctas de la manera correcta con facilidad, confianza y simplicidad. Es eso la elocuencia.

El camino para hablar y presentar con elocuencia en el lugar de tu trabajo es sencilla, aunque como profesional, muchos de nosotros estemos condicionados a tener una creencia que cualquier cosa que tenga  valor tiene que ser un poco compleja.

Si deseas presentar  tus ideas de manera más elocuente, estas  sugerencias te ayudarán en gran medida como orador.

1. Haz que sea fácil escuchar

¿Seguramente has considerado que los grandes oradores  que has considerado elocuentes que te han hecho muy fácil escucharlos? No sucedió por mera coincidencia; ellos se prepararon mucho más antes de que llegaras a:

– Poder escucharlos fácilmente

– Poder verlos de manera fácil

– Verlos moverse libremente y fácilmente

2. Llévalos por un viaje

Imagina por un instante que llegas a tu trabajo mañana e incluso antes de quitarte el abrigo y sentarte, ponerte cómodo  tú jefe grita: ‘¡No hagas nada, todos saldremos!’

Posiblemente estas tres preguntas puedan llegar a tu mente:

– ¿A dónde iremos?

– ¿Por qué vamos por ese lugar?

– ¿Cómo llegaremos al lugar?

Seguramente a la mayoría de nosotros nos gusta los viajes, pero no hasta que podamos responder a esas preguntas importantes.

Un orador elocuente considera de prioridad responder esas preguntas antes de comenzar un fascinante viaje

3. Diga lo más importante primero

Hay momentos clave para capturar la atención y el interés de tu audiencia y lo último que quieren es lo trivial. No existe nada de elocuente sobre lo trivial, objetivamente cuando es lo primero que dices. Los grandes oradores elocuentes hacen todo lo contrario. Asechan a la plataforma con mucha confianza, gracia y equilibrio, permanecen en silencio por unos segundos hasta que todos se sienten cómodos y en silencio, sonríen y luego dicen primero el punto más importante que tienen que decir.

4. Hazlo de manera personal

Hablar de manera elocuente no te permite divagar, y rellenar tu presentación con información de poco valor diseñada exclusivamente para que se pueda ver bien.

Ser elocuente implica asegurarse de que todo lo que se diga sea de manera personal y relevante para tu público.

Si tú no agregas valor a tu audiencia y no hará ninguna diferencia si no lo dices, el auditorio siempre se estará preguntando que tiene este orador para mí.

5. Ponte como un filósofo

Muchos artículos, libros  sobre el arte de hablar en público incluyen referencias a un gran filósofo griego Aristóteles. Hace más de 2000 años, este pensador extraordinario nos ha dado el mayor obsequio para permitirnos estructurar un discurso completo de manera que podemos entregarlo con una elocuencia consciente que necesitamos para conectarnos con el público audiencia.

Logos: todo lo que se refiere a la lógica de tu audiencia

Pathos: apela al sentido de emoción de tu audiencia

Ethos: tiene que ver al sentido ético de tu audiencia

Es un consejo extremadamente importante sólido hoy que contribuye en gran medida a la elocuencia de los grandes  oradores, también para ti que o vas a ser.

6. Tener un instinto de conversación

Seguramente la  mayoría de nosotros nos cuesta mucho estar entusiasmado en un contexto cuando tenemos a alguien en nuestro frente de nosotros simplemente hablando con nosotros. Por el contrario, la mayoría de las personas esperamos y disfrutamos de tener y estar en  una gran conversación  interesante y estimulante.

La elocuencia reside en la conversación, no en la presentación.

– Habla un poco despacio y en oraciones cortas

– Utilice un lenguaje sencillo y simple evite utilizar un lenguaje muy extravagante

– Realizar preguntas retóricas

7. No seas igual que todos los demás

¿Puede presentar su mensaje elocuentemente?

Claro que pueden. Si siguen las sugerencias que compartimos hasta aquí,  ahora  tienen una herramienta poderoso que es cuidadosamente elaborado, podrían entregarlo con confianza y facilidad.

¿Es suficiente?

La respuesta es no; Una punto clave de la elocuencia implica desafiar quedarte estático, tienes que atreverte a ser diferente. Si deseas que tu mensaje se destaque de los demás y se quede con tu audiencia, no sería prudente seguir a la multitud, siempre diferenciarte de los demás para destacar de la multitud.

Lee también: 7 sentidos del desarrollo personal

Deja un comentario